IV Open MTB Puerta de La Alpujarra, donde hasta el último tiene su premio.

IV Open MTB Puerta de la Alpujarra IV Open MTB Puerta de la Alpujarra Ciclismo Andalucia

Pues si, no sabíamos como describiros en el titular esta prueba, así que, ¿porque no empezar por el final?.

Y es que hasta para el último corredor que cruzó la línea de meta, algo que pasa desapercibido para casi todos, en esta prueba organizada en Lanjarón, hubo premio. 

Pero volvamos al principio. El sábado 22 de Abril, llegábamos a Lanjaron con el tiempo justo para intentar dar una vuelta al circuito de la crono que se iba a disputar a partir de las 4 de la tarde. Sorprendente lo fácil que fue recoger la acreditación a escasa hora del comienzo de la prueba y que nos dieran una vuelta a la parte urbana del circuito en moto. Habíamos llegado a la plaza de Lanjarón y el ambiente que se respiraba en el pueblo era grande. La vuelta de reconocimiento empezaba a plantear una duda; ¿dónde me pongo a hacer fotos?. Callejuelas, saltos, subidas de infarto; pero espera, ¿que pasan por medio del mercado de abastos?, uff, madre mía, ¡ese el sitio!; ¿peculiar?, bueno sigamos mirando. Más callejuelas, pasos estrechos en calles donde ni los gatos se atreven atravesar y vamos llegando a la meta,... espera, ¿eso que leches es?, ¿que pasan por dentro de una casa?. Mercado, casa, mercado, casa, casa, casa... Estaba claro. Al menos yo, era la primera vez que veía pasar a ciclistas en una prueba contrareloj por un sitio tan "raro", así que allí me "planté". Rodeado de macetas, muy pegado a la pared, agazapado y pensándome seriamente si no corría peligro en esa zona, me dispuse a esperar el paso de uno a uno los cuatrocientos setenta y seis corredores y corredoras que disputarían esta prueba. 

El circuito, urbano, duro, con saltos verdaderamente espectaculares donde las recepciones había que saber dominarlas. El entorno donde discurría la prueba el sabado por la tarde, increíble, y algo que se asimilaba rápidamente desde el principio, una organización que rozaba la excelencia. No lo decíamos nosotros, eran corredores y público los que en sus conversaciones siempre acababan terminando hablando de como se desarrollaba la prueba gracias a organizadores, protección civil y voluntarios.

En lo deportivo, un nombre propio, Javier Poza, que volaba en una crono y una prueba a la que le tiene cogida la medida. 50 segundos le sacó en la línea de meta al segundo corredor, Ignacio Ruiz. Acompañandolos en el cajón, Antonio Ortiz que marcaba un tiempo dos segundos por encima de Ignacio. Por su parte en féminas era María Rodríguez la que marcaba el mejor tiempo en su categoría, SUB23 y en la general féminas, seguida de María Díaz y Gema Bárcenas.

Más de tres horas de crono, que se pasaron realmente rápidas y que dejaba un gran sabor de boca, aparte de las piernas del fotógrafo destrozadas y muchas ganas de que llegase el día siguiente, donde íbamos a disfrutar de la sierra, el entorno y de una media maratón que ya avisaban que iba a ser dura, técnica y espectacular.

A las 9 de la mañana habíamos quedado con "Ratón" en la plaza, para que nos llevase con la moto al punto donde la organización quería que realizásemos las fotografías de la prueba. Casi no nos dió tiempo ni a llegar y ya estábamos ascenciendo una larga subida camino del punto donde ibamos a realizar dos sesiones de fotos. Una en el transcurrir paralelo de los corredores al lado de un "balate" o acequia y el otro en el descenso de una trialera vertiginosa. Como íbamos con tiempo, reconocimiento exhaustivo del terreno y comienzan las dudas, ¿dónde me coloco, si a cada metro que avanzo aparecen más y más sitios donde situarme para sacar fotos?. Sobre los lugares, espero que cuando veáislas fotos haya acertado.

Sobre la carrera podréis leer mucho sobre su dureza, pero con lo que me quedo para resumirla, es que a todo el mundo le encantó. Al finalizar, preguntases a quien preguntases la conclusión era la misma, recorrido increíble, duro pero el año que viene vuelvo. Eso dice mucho de una prueba. De todas formas que mejor que veáis un resúmen y saquéis vosotros mismos conclusiones con el video de los chicos de Studio Sur

Y de nuevo, Javier Poza volaba y por tercer año consecutivo se llevaba la victoria final en la prueba. Nada pudieron hacer sus rivales, donde ya en el kilómetro quince, rodaba a un ritmo frenético y en solitario hacia la meta donde consiguió entrar con una ventaja de casi dos minutos sobre su más inmediato perseguidor, que sería al igual que el día anterior, Ignacio Ruiz. El tercero en acompñarlos en el podium, el compañero de equipo de Ignacio, que entraba con el mismo tiempo que este, José Álvarez.

En féminas, mala suerte para María Rodríguez, que cuando rodaba con ventaja en primera posición sufría un golpe de otro corredor que le rompía el desviador del cambio trasero. Gracias a la intervención de un corredor pudo solucionar el problema, cambiando el elemento averiado, dispuesta a intentar recuperar parte del tiempo perdido. Consiguió recuperar terreno, consiguiendo una segunda plaza. La ganadora, María Diaz con un tiempo de 2 horas y 40 minutos. La tercera, Gema Bárcenas que firmaba una brillante carrera.

Y una vez que vimos pasar al último corredor, vuelta a la línea de meta y de nuevo espectáculo. Un pueblo volcado con la prueba abarrotaba la plaza, a la espera de ver a los mejores corredores y corredoras recoger sus correspondientes premios y además degustando una fantástica paella que la organización había preparado para deleite de corredores, aficionados y público en general.

Para terminar os tenemos que decir que esta prueba deja huella. Perfecta organización, donde sin ánimo de hacer comparaciones os podemos decir que pocas pruebas hemos visto organizadas con tal calidad organizativa. La carrera en sí es brillante, ya que el entorno es propicio para, sabiendo, ofrecer un buen espectáculo, pero organizativamente hay que quitarse el sombrero, porque no se le puede poner un pero a nada. El público no podía quejarse, ni aburrirse, actividades para ellos incluidas durante todo el tiempo que los corredores estaban disputando la prueba.

Y ya no hablemos de los premios, de la bolsa del corredor, donde ya solo esta bolsa que le regalaban a los inscritos, cubre con creces la inscripción. Los premios, paletillas de jamón de la tierra, vino, bolsa de nutrición, etc, etc, con las que agasajaban a los ganadores de cada categoría, a las siete primeras féminas y a los quince primeros hombres de la general e incluso como os comentábamos al principio, al último corredor que entró en meta.

En definitiva, intenso fin de semana donde pudimos comprobar como con las ganas de un equipo joven, con el Alcalde del pueblo a la cabeza, se puede realizar un evento ciclista donde participen corredores y público casi de la mano. Un dato para terminar de verdad, lleno completo de las plazas hoteleras en el pueblo y alojamientos cercanos. Siempre lo hemos dicho, a ver si se enteran en los pueblos y ayuntamientos de que una prueba de estas caracterísitcas es negocio y fomento del turismo.

Podéis ver, más bajo, las fotos que realizamos.  

COLABORAN:

bellotacreativa diseno webalquihogar alquiler venta viviendascreatemanualidades

 

Fotos  CRI  Media Maratón - Acequia - Km. 15  Media Maratón - Trialera - Km. 39  Trofeos Media Maratón  Trofeos CRI 

Los blogs más leídos

Cómo empezar este artículo, sin fuerzas, sin ganas, con temor, con horror, lleno de tristeza y desangelado. Todos dicen lo mismo, tu sonrisa, esa so...
En este momento estoy en estado de "shock". Mi vecino y amigo Manuel ha perdido la vida en la carretera de Brenes a Carmona, donde tantas veces coin...

Suscríbete a nuestro Blog