Ruta BTT Paterna. Hay que aprender a dominar el factor psicológico

factor-psicologico-ciclismo.jpg

Cómo empezar un artículo que pretendía ser un resumen explicativo de una preparación durante toda una temporada, con la culminación en una prueba de maratón BTT como Paterna del Campo.

Es difícil hacerlo si tus expectativas se ven truncadas en un punto determinado de la prueba, donde ves que quieres, pero no puedes, entrando al final en meta con un tiempo que no era el que pretendías realizar.

Como ya os he comentado en anteriores artículos, mis pretensiones no van más allá de la del afán de superación deportiva, habiendo tomado la decisión hace un par de años de manera seria, poniéndome en las manos de un entrenador.

Sin grandes pretensiones pero siempre con objetivos, donde este año correr en la XVII Ruta BTT Villa de Paterna, mi tercera “ruta larga”, tenía uno claro y era terminar la prueba en cinco horas.

Pero las cosas no han salido como pensaba y os voy a comentar algunos detalles que creo pueden ser significativos a la hora de sacar conclusiones que espero a alguno os sirva también para afrontar una prueba de este tipo con garantías.

Para empezar y este, creo que es un dato a tener en cuenta a la hora de querer enfrentarte a una prueba de calado y con mucha dureza como puede ser Paterna del Campo, no es aconsejable, afrontarla, sin antes haber participado a nivel competitivo en otras pruebas previas durante la temporada.

En 2017 y antes de Paterna, solo había participado en una prueba competitiva, la Media maratón de Cortelazor-Valdelarco y esta se celebró en el mes de Marzo, por lo que, por mucho que sigas los entrenos que te ponen, a la hora de enfrentarte a una prueba de este calibre necesitas de un pequeño bagaje en tus piernas previo y yo no lo he tenido.

Llegados a este punto, pretendo ser lo más explícito posible. Este año ha sido un año lleno de entrenamientos, enfocados a esta carrera, donde a medida que pasaban los meses, cada vez me veía con más ganas.

Muchos somos seguidores de la aplicación Strava y yo no lo soy menos. Y es quizás otro error el que algunos cometemos y es seguir al pié de la letra los resúmenes que nos ofrece.

Si fuese, en base a la evolución en los datos de esa aplicación con respecto a mis entrenos, lo de hacerla en cinco horas era pan comido, pero no ha sido así, fundamentalmente porque entrenar no es lo mismo que entrar en una carrera, donde además y en el caso concreto de esta, participas junto a casi dos mil personas.

Vamos al meollo del asunto.

Tengo una pauta para la prueba, salir guardando, controlando el pulso. Suave en las zonas llanas, aunque sean pocas y no sobrepasando unos límites de frecuencia cardiaca al realizar las subidas. Es decir, durante los primeros 60 kilómetros, por las características y perfil de la prueba, vamos a ir a un buen ritmo pero reservando.

b2ap3_thumbnail_paterna-luis-olont1.jpgPues ala, del dicho al hecho hay mucho trecho, así que cuando me quiero dar cuenta y a las primeras de cambio, estoy metido en carrera y con el pulso por encima del que tengo establecido, teniendo este un margen amplio en el que me tenía que mover; pero no, voy por encima.

Intentas corregirlo, pero de nuevo, repito, está uno metido en carrera y cuando te quieres dar cuenta otra vez vas por encima de la frecuencia que deberías llevar.

Primera consecuencia, los primeros 30 kilómetros, hasta el corte de la ruta larga-corta los hago por encima de mis posibilidades, pero “lo mejor de todo” es que mi cabeza llegó un momento en que se auto convenció de que iba muy bien; y es que realmente lo iba, pero para haber girado a la izquierda y haber continuado por la ruta corta.

Había ido demasiado rápido y lo iba a pagar caro, pero aún no.

Viguera, Madroñuelo, Machos, Camacho y Lanchar, eran los cinco primeros puertos en los primeros 30 kilómetros a los que nos enfrentábamos tanto los corredores de la ruta larga como los de la corta. A partir del Lanchar, división de corredores por ruta y a los de la larga nos tocaba comenzar una zona con mucha tierra, mucho polvo y un constante subir y bajar durante 15 kilómetros aproximadamente para comenzar el ascenso al siguiente puerto de montaña, el del Relojero.

Kilómetro 37 aproximadamente y me enfrento a un kilómetro y medio al 9% de desnivel, y es aquí donde empiezo a notar dificultades. Me ha costado subir y arriba corono con las piernas a punto de tener sobrecargas.

Pero continuo, por un descenso espectacular y parece que voy recuperando, pero han sido falsas impresiones ya que tras el descenso comienza la subida del penúltimo puerto, Chacho, que se corona en el kilómetro 45, tras tres kilómetros de ascensión a un 6%, y es en este puerto donde definitivamente se que lo voy a pasar realmente mal.

Me costaba subir y estaba pagando el sobre esfuerzo inicial, y lo estaba pagando en la mitad del recorrido. A esto se unía los amagos de calambres en los abductores y un dolor de cervicales que me acompañó hasta el final de la carrera.

 

grafico-tiempos.jpg

Si nos guiamos por la gráfica extraída de la web de cronometraje oficial, donde la curva indica la posición en carrera, esta muestra lo que os comento.

No recuerdo exactamente donde estaban situados los puntos P1, P2 y P3, aunque los datos son muy claros. En el P1, posición 674, en el P2, 644, en el P3, 589 y en meta y posición final 618, de la general.

Y las medias medidas en dichos puntos también son claras,

grafico-kmshora.jpg
En el P2, llevaba una media de 18,66 kms/h, algo francamente interesante, de haber mantenido dicho ritmo, pero después el bajón fue importante.

Las conclusiones para mi son claras:

  1. Teniendo claro cual era el ritmo que debía mantener, como si de un novato en carrera se tratase, al sentirme muy bien, imprimo un ritmo que no me permite reservar nada para la segunda parte de la carrera, por lo que en esta parte fui literalmente arrastrándome.
  2. No he hablado de nutrición, porque respeté las pautas del entrenador en este sentido, y por tanto no creo que influyese en ningún momento al devenir de mi participación en la carrera.
  3. Si en el punto 1 he resumido todo mi artículo en la manera de afrontar la carrera, hay un factor que considero muy importante a partir de ese kilómetro 45 fatídico y es el psicológico. Considero que es fundamental trabajar dicho apartado, ya que considero igualmente que me afectó sobremanera “la pájara” en el ascenso al Chacho, y no supe resolver este asunto desde el punto de vista psicológico.

b2ap3_thumbnail_paterna-luis-jose.jpgEl apartado psicológico pienso que afectó, al no saber afrontar el problema, ya que la parte final de la carrera, aunque arrastrándome, al llegar a Tujena, reponer fuerzas en el avituallamiento y afrontar la pista desde esta aldea hasta la subida del Pinguete la hice en el mismo tiempo que en otras ocasiones e igualmente la subida al Pinguete la realicé 1 minuto y 34 segundos más rápido que en mi participación del año pasado. Por tanto, si las fuerzas incluso eran mejores, ¿porque la cara que tenía al subir el Pinguete?. El factor psicológico ha sido mi puntilla en esta maratón.

Y tanto que hay que trabajarlo, ya que aún hoy, escribiendo este artículo, es grande la mella psicológica tras la carrera. Como a todos y todas, me encanta este deporte, pero la sensación de querer y no poder a nivel mental he descubierto que duele más que el dolor físico.

Ya con el paso del tiempo y comparando con otro años me he dado cuenta de que, físicamente, la recuperación ha sido muchísimo más rápida, pero con mucha diferencia. Así que en este aspecto hemos mejorado. Algo es algo.

Ahora toca volver a los entrenamientos, previo planteamiento de cómo solucionar todos estos inconvenientes y pensar en afrontar nuevas carreras y porque no, quizás enfrentarnos a una nueva edición de la Ruta de Paterna. Pero esto será el año que viene.

 

Valora este artículo del blog:
Entrevista con... Cristina Barberán Morales
Entrevista con... Isabel Borrero Rodríguez
 

Comentarios

Invitado - Manuel Jesus Gonzalvez Flores en Viernes, 06 Octubre 2017 07:42

Genial artículo, tanto la gráfica de los resultados, la historia, los puntos kilométricos así como las conclusiones, parece que lo hubiese escrito yo, mi caso en Paterna 2017 ha sido exactamente igual. Me alegra pensar que hemos aprendido algo en esta dura batalla que fue la prueba de este año. En mi caso a 17km de meta en una zona en subida entre los eucaliptos me tuve que parar a reflexionar sobre la carrera y que quería seguir haciendo, no podía dar una pedaleada; respiré hondo después de 15min de batalla con mi mente y pude seguir pero la psicología y afrontar una prueba de este calado sólo me paso factura. El año que viene volveremos con fuerzas renovadas y lecciones aprendidas (ya nos enseñará algo nuevo en la siguiente edición).

Genial artículo, tanto la gráfica de los resultados, la historia, los puntos kilométricos así como las conclusiones, parece que lo hubiese escrito yo, mi caso en Paterna 2017 ha sido exactamente igual. Me alegra pensar que hemos aprendido algo en esta dura batalla que fue la prueba de este año. En mi caso a 17km de meta en una zona en subida entre los eucaliptos me tuve que parar a reflexionar sobre la carrera y que quería seguir haciendo, no podía dar una pedaleada; respiré hondo después de 15min de batalla con mi mente y pude seguir pero la psicología y afrontar una prueba de este calado sólo me paso factura. El año que viene volveremos con fuerzas renovadas y lecciones aprendidas (ya nos enseñará algo nuevo en la siguiente edición).
Invitado - Pedro lunar en Sábado, 07 Octubre 2017 15:41

Uff,no puedo mas que decirte que son las sensaciones de casi todos los que superan las cinco horas de carrera,paterna es una carrera donde el equilibrio entre entrega,fuerza ,ganas ,posibilidades y realidad son determinantes,la temperatura sube a pasos agigantados a partir de las doce de la mañana y es en sentido contrario como se funden nuestras fuerzas.
Yo después de unos años participando he llegado a la conclusión que si no estoy para terminar en menos de cinco horas me desvió para la corta por mucho que me duela pensar que en el corte voy fuerte y sobrado ya que la realidad luego es otra.
Enhorabuena por tu articulo

Uff,no puedo mas que decirte que son las sensaciones de casi todos los que superan las cinco horas de carrera,paterna es una carrera donde el equilibrio entre entrega,fuerza ,ganas ,posibilidades y realidad son determinantes,la temperatura sube a pasos agigantados a partir de las doce de la mañana y es en sentido contrario como se funden nuestras fuerzas. Yo después de unos años participando he llegado a la conclusión que si no estoy para terminar en menos de cinco horas me desvió para la corta por mucho que me duela pensar que en el corte voy fuerte y sobrado ya que la realidad luego es otra. Enhorabuena por tu articulo
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Viernes, 15 Diciembre 2017

Los blogs más leídos

Cómo empezar este artículo, sin fuerzas, sin ganas, con temor, con horror, lleno de tristeza y desangelado. Todos dicen lo mismo, tu sonrisa, esa sonr...
En este momento estoy en estado de "shock". Mi vecino y amigo Manuel ha perdido la vida en la carretera de Brenes a Carmona, donde tantas veces coinci...

Suscríbete a nuestro Blog