Que tus sueños sean más grandes que tus miedos.

Que tus sueños sean más grandes que tus miedos.

maria-rodriguez-navarrete.jpg

Antes de empezar a escribir me gustaría pediros perdón por llevarme tanto tiempo sin dar información pero la verdad no he tenido tiempo para nada.

Después de no haber tenido el mejor día en el Campeonato de España tocaba levantar cabeza y seguir trabajando, quedaba un objetivo importante y bastante bonito para terminar la temporada: Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing.

El día 11 de agosto cogimos avión rumbo a Nanjing, tenía de todo en el avión: nervios, incertidumbre, miedo, ganas, ilusión... yo no sabía que se podían sentir tantas cosas a la vez. Día 12 de agosto y... ¡llegamos! Ya os podéis imaginar mi cara al llegar a la villa, simplemente impresionante. Era increíble que todo aquello lo hubieran hecho para nosotros; miles de deportistas con ganas de cumplir su sueño. Nos alojamos en la habitación Eli y yo junto a 6 compañeras más que se convirtieron en grandes amigas cuando todo acabó, cada una de un deporte diferente pero todas preocupadas por todas; es increíble llevarte 21 días fuera de casa y rodearte de tan buena gente de tal forma que nunca te falta el cariño. Pasaron los primeros días y ya iba conociendo a personas de otros países y haciendo nuevas amistades, el inglés era fundamental. Y sin darnos cuenta pasaron los 4 primeros días entre entrenamientos en una recta de 2.5 km que nos habilitaban los chinos ya que los circuitos estaban cerrados y sólo se abrían los días de entrenamientos oficiales; actividades y ratos con los compañeros. Llegó el día 16, la ceremonia y yo me quedo en el piso... al día siguiente tocaba dar pedales muy temprano así que aunque quería haber ido preferí descansar; tenía una batalla dura. 

Día 17: eliminator. A las 5.30 de la mañana desayuné y ya a esta hora afloraban los primeros nervios pero con la esperanza de hacer un buen papel. Poco después cogimos el autobús que nos llevaba de la villa al circuito de competición, hora y cuarto de camino y música a los oídos para relajarnos. A las 9.30 comencé la manga clasificatoria la cual acabé con el 7º mejor tiempo,¡qué alegría! A continuación fuimos disputando las diferentes mangas hasta llegar a semifinales en la cual no me conseguí clasificar para la final A y pasé a la B obteniendo después de ésta un 8º puesto que me provocó una felicidad increíble. Volvimos a la villa y ya tenía a mi gran compañera, Eli, esperándome para abrazarme, comenzábamos con buen pie. 

Pasaron los días y con ellos las competiciones de mi compañera la cual estaba realizando un gran papel pero el día 19 no fue mi mejor día. Comencé el día vomitando y con malestar ambas cosas me acompañaron durante todo el día. Mi preocupación aumentaba ya que al día siguiente tenía la prueba XCO y quería estar al máximo. Gracias a unas pastillas que me cortaron los vómitos y a no haber comido nada en todo el día llegue a la hora de cenar un poco mejor y pude probar un poco de arroz blanco; así me tranquilicé un poco pero el día 20 durante la prueba noté la debilidad y terminé la 17, un poco desilusionada ya que me encontraba bastante bien los días anteriores y tenía muchas ganas pero... No siempre llueve a gusto de todos. 

Después de todo esto tocaba pensar en la ruta, era positiva y sabía que podía aguantarla y así fue. Aguantamos y llegamos hasta el final; aunque el resultado no lo refleje estoy contenta con la carrera que hice ya que marqué el mismo tiempo que la primera aunque terminara en la 26ª posición. En un sprint cualquier cosa puede pasar y os confieso una cosa: o esas niñas esprintan mucho o yo soy muy paquete esprintando... creo que será un poco de ambas cosas jajajaja. Después de esta competición ya solo quedaba la prueba de relevos con Albania, la cual consistía en que una chica y un chico debían dar una vuelta al circuito de eliminator y posteriormente los dos restantes daban cada uno una vuelta al de crono. En esta prueba acabamos los 18. 

En cuanto a la experiencia, ¿qué deciros? La mejor experiencia de mi vida. Ha sido muy bonito estar 21 días tan lejos de casa haciendo lo que más te gusta y encima conociendo a personas de las que aprendes bastante, cada uno de un país, cada uno con una personalidad distinta pero a todos y cada uno de ellos se les echa en falta cuando todo acaba. Sólo me queda decir gracias, gracias a todas las personas que habéis estado apoyándome día tras día. 

Ahora toca descansar, preparar 2015 con ganas, que eso nunca faltan; y a por el último año de instituto, 2º bachillerato, no será un año fácil pero me gustan los retos. ¡A por ello!

¨El camino es largo pero nada es imposible¨

Valora este artículo del blog:
XIV Ruta ciclista BTT Villa de Paterna y sus campe...
¿Por qué los ciclistas ya NO nos saludamos?
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Lunes, 18 Junio 2018

Los blogs más leídos

Cómo empezar este artículo, sin fuerzas, sin ganas, con temor, con horror, lleno de tristeza y desangelado. Todos dicen lo mismo, tu sonrisa, esa sonr...
En este momento estoy en estado de "shock". Mi vecino y amigo Manuel ha perdido la vida en la carretera de Brenes a Carmona, donde tantas veces coinci...

Suscríbete a nuestro Blog