Luis Manuel Macho

Artículos de opinión de diferentes personas relacionadas con el ciclismo.

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Entrenando con Profesionales. ¿Y si nos hidratamos y nutrimos correctamente?

Publicado por en en Entrenando con Profesionales
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1154
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

nutricion-maraton-bt-carmona.jpg

Terminada la Maratón de Paterna, ese mismo día por la tarde, el entrenador de Training4LL tuvo la feliz idea de “invitarme” a que participara en la maratón de Carmona, que se disputaba el fin de semana siguiente.

Como os contaba en mi anterior artículo, el principal error en mi participación en la maratón de Paterna fue el llevar de manera descontrolada la alimentación; no seguí las pautas correctas que me indicó el entrenador y lo pagué caro al final de la prueba.

Así que con dudas en cuanto a cómo respondería mi cuerpo en la maratón de Carmona, me planté en la línea de salida junto a los 300 participantes que aproximadamente la tomábamos.

Comenzaba una carrera con una diferencia fundamental respecto a Paterna; aproximadamente 1900 participantes menos que para un participante de mi nivel era un punto a su favor. Salvo el primer tramo de la carrera, donde íbamos casi todos agrupados y donde de nuevo “tragamos” polvo, a partir del momento en que cruzábamos el puente por encima de la autovía para afrontar una recta que nos llevaba hasta la primera subida, era el momento donde los que disputaban la carrera se iban y los demás empezábamos a colocarnos en nuestras posiciones naturales. A partir de ese momento no recuerdo que en toda la carrera hubiese más problema “ambiental”. ¿Qué tenía esto a favor? Que a diferencia de Paterna pude centrarme mucho mejor en respetar los tiempos de hidratación y de nutrirme.

Otra cosa importante, respeté, casi de manera castrense, las pulsaciones. La pauta era regirme y mantener las diferentes zonas cardiacas dependiendo del terreno por el que transitase.

Hidratación, nutrición, control del pulso; ya sólo me quedaba una cosa, aguantar en un grupo para que la maratón se hiciera “más amena”. Y esto también funcionó, la mayor parte del recorrido. La maratón de Carmona, se caracteriza por un recorrido en sus primeros 65-70 kilómetros con cierto desnivel, pero que se podía realizar sin mayor dificultad. Zonas de mucho pisteo, alguna que otra subida fuerte, un sendero técnico que me gustó mucho por el paraje por el que discurría, algunas bajadas de las que personalmente disfruté, con su parte técnica incluida; en fin, un trazado asequible, al que por ponerle un pero, son sus escasas o prácticamente nulas, zonas con algo de vegetación arbórea.

nutricion-deportiva_20161106-191954_1.jpg

Hasta el kilómetro 70 aproximadamente, siempre mantuve un buen ritmo y siempre acompañado, algo que hacía por primera vez en una maratón, por algún grupo al que conseguía engancharme. A partir de este kilómetro comenzaba, la parte más dura de la maratón; 15 kilómetros aproximadamente de subidas y bajadas constantes, con zonas donde las subidas eran cada vez más duras y con pendientes más fuertes (o al menos eso me parecía a mi) y bajadas vertiginosas, que ya no me gustaban – mira que a mí me gusta una bajada a tumba abierta. Aquí ya no me gustaban, porque sabía que si bajabas, había que volver a subir para llegar a Carmona. Y venga bajadas y subidas, y más bajadas y más subidas.

La última parte del recorrido tuve que afrontarlo más por puro pundonor que otra cosa, porque las fuerzas ya eran mínimas. Sin descuidar la nutrición – en esta última parte tocaba nutrirse con geles – conseguíamos llegar a los últimos tramos de la maratón que eran el remate fin de fiesta. Duras subidas finales para entrar en la última zona de asfalto recorriendo las calles de Carmona y atravesar el arco de meta con un tiempo aceptable en mi primer año siguiendo un plan de entrenamiento; 4 horas y 53 minutos y todo gracias a mantener y controlar la nutrición, la alimentación y el pulso.

Dos buenos bancos de pruebas los de esa semana, Paterna y Carmona, donde en una no mantuvimos las pautas de hidratación y nutrición, y una segunda oportunidad, Carmona, donde pudimos comprobar y corroborar que el control en carrera de las pautas de control de la alimentación en general y del pulso, son parte fundamental para seguir avanzando en este mundillo.  

Después de Carmona, tres semanas de parada para descansar y volveremos a empezar con la "pretemporada", donde podremos comprobar si evolucionamos o no, en este segundo año recibiendo entrenamientos profesionales de la mano de Training4LL.

Os seguiré contando, si es de vuestro interés...

0
URL de las referencias para esta entrada

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Miércoles, 20 Septiembre 2017

Suscríbete a nuestro Blog

Tu nombre:
Tu email: