Luis Manuel Macho

Artículos de opinión de diferentes personas relacionadas con el ciclismo.

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Entrenando con Profesionales. Siempre te puedes sorprender un poco más

Publicado por en en Entrenando con Profesionales
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1150
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

siempre-te-puedes-sorprender-un-poco-mas.jpg 

Hace dos meses y medio os hablaba en el anterior artículo de como me veía evolucionando en los pulsos, tocando ya la Z3 (zona 3 de pulso), e intentando avanzar en la mejora de la técnica de MTB, principalmente. Y me pensaba que los derroteros iban a seguir por esa línea y para nada, la cosa a cambiado.

Si en el anterior artículo, lo titulaba “Algo está cambiando”, porque veía una evolución personal como ciclista debido al plan de entrenamiento, ahora también lo podríamos seguir diciendo; la cosa sigue cambiando.

Un nuevo giro por parte del entrenador cuyas consecuencias son aún más positivas. Lógicamente este es el propósito, pero os puedo decir que no pensaba que, dentro de las limitaciones, pudiesen ser las que os comento.

Una transición que en pocas semanas a hecho que pasemos de estar trabajando el VO2 máximo, la técnica en MTB, resistencia anaeróbica, rodaje con repechos, de umbral, competitivo, a estar trabajando casi en exclusividad el trabajo aeróbico.

Mucho trabajo aeróbico extensivo, tanto en llano como en terreno variado, siempre en las dos primeras zonas, en cuanto a pulso se refiere y siempre en carretera, lo que me ha permitido conocer el “placer” de tener un monazo impresionante de bicicleta de montaña. Pero os voy a decir la verdad; los resultados, compensan no coger, por ahora, la bici de montaña y aún más pensando en cuales pueden ser los beneficios del entreno en su momento a la hora de coger la bici de MTB.

Pero lo principal de estos dos meses y medio han sido principalmente dos momentos, dos entrenamientos fundamentales que me han puesto donde debo estar.

Si en el artículo anterior os comentaba que mi condición en la bici parecía que iba evolucionando, pero que me faltaba participar en alguna prueba, debido a que mis entrenos se realizaban en solitario, para poder contrastarlo, como os digo, en estos dos meses y medio he tenido dos entrenos donde si he podido ver cual es mi condición junto a otros ciclistas de diferente condición; diferente porque la inmensa mayoría de ellos son “aguerridos ciclistas”.

Primera prueba de fuego; Intensidad aeróbica. Ya en Junio me dice el entrador que me acerque a realizar una sesión con algunos de los “niños” de la Escuela de Ciclismo de Alcalá de Guadaíra y otros no tan niños bikers de los que entrenan con Training4LL.

Una horita y veinte minutos aproximadamente de “competición” por equipos, realizando relevos con la bici de MTB, con subida, si subida, larga, si muy larga, de las que el corazón se te sale por la boca si es que quieres entrar en el “juego” de la competición planteada en el entrenamiento, y bajadas, técnicas donde hay que intentar pedalear, mantener el equilibrio y respirar. Si respirar porque después de ir a tope en una subida intentando mantener un ritmo, hay que seguir a ese mismo ritmo bajando. Y alguno pensará, pero ¿te merece la pena?. Si; estábamos esa tarde un grupo de personas variada, muy variada. Niños con entre 12 y 16 años que te ponen en apuros, bikers con un nivel alto, que compiten incluso a nivel nacional y que te hacen ver donde no vas a llegar en tu vida, y gente de tu nivel, con la que te puedes medir. Al final es un todo, que hace pasar una buena tarde, o mala según se mire por aquello del esfuerzo absoluto.

¿La conclusión de este día?. Si esto me lo plantean hace seis meses y me hubiera dado por intentarlo, si hubiera conseguido terminar el entreno competitivo, pienso que no hubiese sido persona durante varios días. En serio, poder plantearme simplemente, realizar un entreno de ese tipo, teniendo en cuenta mi nivel de condición física es algo que tras finalizar el entreno me supuso un grado de satisfacción muy grande.

La segunda prueba se produjo a la semana siguiente. Salida en grupo, esta vez en carretera, con gente que conocía y otros que no. Esta vez el nivel, para mi, era fuerte y aunque casi nunca digo a nada que no, cuando vi el nivel del personal, lo dudé durante unos momentos, pero al lío!.

Cuando estábamos preparándonos para la salida, recuerdo que el amigo Lüdwig Örtner comentó “hombre Luis ha venido, hoy tenemos reportaje fotográfico!” Ea!, pues voy a preparar el móvil para hacer algunas fotitos!, me dije.

¡Me cago en la leche!; tres horas nos esperaban por delante, y nada más salir la primera orden; relevos. Lüdwig de nuevo me da algunas pautas y a acoplarse al grupo. Relevos constantes y una media para mi desconocida de aproximadamente 29-30 kms/h por zonas de continuas subidas y bajadas en pequeños repechos. Una media moderada para el grupo, pero que para mi ya era un punto por encima de todo lo que había hecho hasta ahora. Lo interesante, que aguantaba. Tras una hora y media, aproximadamente, seguían los relevos, pero esta vez el terreno era llano o con ligero descenso por lo que empezamos a coger velocidad de crucero con velocidades que superaban los 40 Km/h, ¡y seguía aguantando!. Si es verdad que ahora había que apretar cuando te tenías que incorporar al relevo, pero me estaba sorprendiendo de que podía hacerlo. Iba con un grupo de gente muy preparada y les aguantaba honradamente el ritmo.

Tras una parada para reponer fuerzas con una buena tostada, volvemos a ponernos en marcha y tras unos kilómetros de nuevo realizando relevos llega el momento cumbre, “el tramo libre”. Jose Antonio, el entrenador, da una serie de pautas, y marca el inicio del tramo libre. Me planteo ponerme a rueda del grupo e intentar aguantar el máximo tiempo posible. Llega el punto de inicio del tramo libre y vámonos que nos vamos. ¡Iluso de mi!, comienzo a ver como en cuestión de segundos el grupo, como si no hubiese un mañana, comienzan a separarse de manera meteórica de mi persona. Incluso miré para atrás en algunos momentos para ver si es que venía algún animal salvaje, ataque militar, horda de zombies o ¡yo que se!. Que manera de tirar chicooooos!!!!

14 kilómetros me esperaban por delante en solitario, así que me acoplé al manillar de mi bici y a intentar mantener un ritmo constante. Tras esos kilómetros, me esperaban los integrantes del grupo y retomamos ya el regreso al punto de partida. ¿La conclusión?; satisfecho, mucho, con las 3 horas de entrenamiento pudiendo aguantar en los relevos y como era obvio, teniendo que dejar que los chicos de Training4LL se regocijasen de sus poderío físico.

b2ap3_thumbnail_ludwig.jpg

Pero hay una cosa a la que todavía estoy dándole vueltas; Lüdwig, cuando me dijiste que iba a hacer fotos ¿tu ya sabías la que me iba a caer no? Porque fotos hice dos, ¡parado macho!

Estos dos días han marcado fundamentalmente estos dos meses de entrenos. Aparte, ahora seguimos entrenando el trabajo aeróbico, fuerza en subida y velocidad, todo en carretera, con unos resultados que también son muy interesantes.

Por poneros un ejemplo, salida de 4 horas en solitario con una media de 28 Kms/h que no está nada mal, comparándolos con los 24 kms/h de media que realizaba a principios de año.

Seguimos entrenando y según me ha avanzado el entrenador, esta semana es de transición para que el cuerpo asimile y pasar a otra fase.

Os cuento en la próxima.

0
URL de las referencias para esta entrada

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Miércoles, 20 Septiembre 2017

Suscríbete a nuestro Blog

Tu nombre:
Tu email: