Luis Manuel Macho

Artículos de opinión de diferentes personas relacionadas con el ciclismo.

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

XV Maratón BTT de Cartaya. Primera prueba en el entreno con profesionales

Publicado por en en Entrenando con Profesionales
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 969
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

xv-maraton-cartaya-btt.jpg

Es domingo por la tarde, 6 de Marzo y el entrenador me propone participar en la Maratón BTT de Cartaya; miro la página de inscripciones y veo que todavía queda un día para el cierre de estas. Así que el pasado sábado, primera participación en una prueba de maratón BTT.

El planteamiento sencillo; terminar la prueba. Pero estamos hablando de una prueba que sin tener un gran desnivel, unos 700 metros acumulados, es muy técnica. El año pasado la corrí por primera vez y fui arrastrándome desde la mitad del recorrido. 75 kilómetros que se me hicieron muy, pero que muy sufridos, sobre todo en la última parte al ser una zona muy técnica y con fuertes rampas en un continuo subir y bajar.

Así que, 8:45 de la mañana y ya estaba en el cajón junto a los aproximadamente 600 corredores que venían a disfrutar de una de las maratones más bonitas y sufridas de Huelva.

No me voy a extender demasiado y me voy a centrar en las sensaciones. Hago un inciso; los resultados para un “pro” serán una m…, malos, pero os recuerdo que se trata de ver como unos entrenamientos con profesionales se reflejan en un aficionado.

Salida tras conformarse la parrilla de salida sobre las 9:15 de la mañana, por una amplia carretera donde el ritmo es frenético; todo el mundo quiere irse hacia la cabeza, para evitar los tapones que se formarán más adelante en ciertas zonas.

Los primeros kilómetros me encuentro bien. Siempre que había participado en maratones, mis primeros kilómetros eran lentos, pesados, hasta que cogía algo de ritmo; esta vez no fue así, salí intentando mantener un ritmo constante y me encontraba muy a gusto. Iba enganchando con otros corredores e iba incluso adelantando posiciones, algo inusual para mi.

En el kilómetro 10 aproximadamente, entramos en la zona del enduro que llaman, que después tendríamos que volver a transitar pero en sentido inverso (aquí es donde el año pasado quería morir a la vuelta). En esta zona, seguía encontrándome realmente bien. Zona técnica, con estrechos senderos, algunos pasos sobre pequeños arroyos y algunas subidas con pendiente y suelo plagado de rocas y salientes. En esta zona, cuando podía, también adelanté a algunos corredores.

Y tras 25 kilómetros, llegamos al primer avituallamiento, donde tuve que solventar un problema que tenía en la rueda trasera.

A partir de aquí 15 kilómetros de pista con alguna subida y una rápida bajada; todo bien, seguía a buen ritmo y me encontraba muy bien, que era de lo que se trataba. Llevábamos ya 40 kilómetros aproximadamente de carrera y no me encontraba mal. Empezaba una zona preciosa de esta ruta, para afrontar Arroyo Gordo. Una zona espectacular y muy técnica. Aquí también adelanté a algunos corredores con la técnica peor que yo (que ya es decir), pero empecé a acusar la tensión de tener que afrontar tantas zonas técnicas. Los brazos ya no iban tan bien, las cervicales empezaban a quejarse y las piernas cuando tenía que afrontar subidas ya no respondían como lo hacían antes.

A estas alturas, en mi caso y nivel, uno ya va prácticamente sólo, aunque en esta ocasión, cosa que nunca me había ocurrido, íbamos un grupo de 5 ó 6 corredores dispersados, que nos íbamos viendo durante toda la última parte del trayecto, al pasarnos en las zonas técnicas o quedándonos rezagados en las subidas.

Y después de Arroyo Gordo, parada en el último avituallamiento y a afrontar la zona del enduro de vuelta. Si a la ida, en los inicios de la carrera, esta zona es practicable y se hace sin tener que bajarte de la bici, la vuelta es sufrida, muy sufrida, ya que las pendientes de subida son mucho más pronunciadas y si a esto le sumamos los kilómetros que llevamos…

Así que, ¡quien dijo miedo!. A por los últimos 20 kilómetros de carrera. Y venga a bajar trialeras, discurrir por senderos, intentar adelantar bajando, aunque después me cogían en las subidas. Las fuerzas ya estaban bajo mínimos, pero era una sensación diferente a la del año pasado.

La alimentación también estuvo supervisada por el entrenador. Yo antes en cualquier maratón empezaba a tomar geles y barritas de una manera, que ahora considero que era sin control y sin conocimientos. Seguir las pautas que me marcó Jose Antonio Rodríguez Jr. han sido fundamentales, a mi entender, para poder terminar la carrera pedaleando a buen ritmo.

Un par de geles en los últimos compases de la carrera y deseando finalizar la zona del enduro para poder avistar Cartaya y llegar a meta. Salgo de dicha zona, pero me quedaba todavía algo con lo que no contaba; pisteo y viento de cara. Odio el viento, la verdad, pero no hay otra, así que me conciencio y empiezo a mantener un ritmo de pedaleo (vamos allá, con el pedaleo pistón) y cuando me quiero dar cuenta, ya estoy en la carretera de entrada al pueblo; la rotonda, la policía indicando y regulando el tráfico, y vamos a por los últimos metros.

Hace un año esa carretera parecía el desierto, iba muerto y sentía que era una culebra arrastrándome por la arena. Pero esta vez no; entraba contento a meta, iba a mi ritmo y llevaba buena velocidad. Estaba terminando la Maratón BTT de Cartaya, ¡con otras sensaciones! No se puede hacer una comparativa, en su conjunto, entre la prueba del año pasado y esta, al haber variado el recorrido y ser la del 2016 algo más dura, pero si podemos comparar ciertos datos y tramos con la aplicación Strava. Veamos:

 

2015

2016

TOTALES

   

Distancia recorrida

75.4 Km.

72.5 Km.

Tiempo

4:37:04

4:44:58

Desnivel +

690

696

Velocidad media

16.3 Km/h

15.3 Km/h

TRAMOS

   

Bajada Moli

3:37

3:20

Arroyo Gordo

29:31

23:58

Mini Arroyo Gordo

18:30

13:53

Enduro

39:07

37:00

 

Teniendo en cuenta que los datos son de Strava, si hay una cosa clara, los tramos parciales delatan que la mejoría en mi condición física ha mejorado. En el tramo de Arroyo Gordo, con 5.5 kilómetros de distancia, en una zona muy técnica, he conseguido rebajar en 6 minutos el tiempo. En esa zona, como os he contado antes, todavía iba muy bien. Se nota que la zona del enduro, en los últimos 20 kilómetros de carrera, mi condición física bajó notablemente; pero aun así he rebajado el tiempo en dos minutos con respecto al año pasado.

La conclusión es muy positiva; llevamos 10 semanas de entreno vamos mejorando tanto en tiempos, como en sensaciones, sobre todo esta vez, que he terminado por primera vez en mi vida una maratón, me he montado en el coche y he conducido de vuelta a casa con la familia sin miedo a quedarme “sobao”, después de la paliza.

Fotos de mi esfuerzo en carrera no he encontrado ya que por desgracia nuestro fotógrafo no pudo asistir ;-) Ya me acuerdo porque decidí realizar fotos de las carreras... ( o como dice un amigo "apreta")

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Sábado, 23 Septiembre 2017

Suscríbete a nuestro Blog

Tu nombre:
Tu email: