Entrenando con Profesionales. El inicio es la base

entrenando-con-profesionales-comenzamos-con-la-base-ciclismo.jpg

Z1, umbral, trabajo de core y autocargas, salida extensiva, y más conceptos que hasta ahora sólo me sonaban de cuando me unía a la conversación de calle de algún grupo de “ciclistas pro”, son la base de mis entrenos.

No voy a mentir, siempre dije que lo mío y la bici era para salir a echar un rato e intentar no subir demasiado de peso; y aquí me veo, entrenando 4 ó 5 días en semana, haciendo malabarismos para compaginar, trabajo, familia y deporte, y sobre todo, cada día más contento con haber dado un paso que, vuelvo a repetir, jamás pensé que daría.

Me encuentro inmerso, en la 9ª semana de entrenamiento, y como dice mi entrenador, Jose Antonio Rodríguez Jr., hemos empezado tarde, así que el periodo de adaptación o base, como lo llama el, ha sido al parecer un tanto “express”, alternando trabajos de base específicos y metiendo algo más avanzado para ir adelantando.

Desde la séptima semana hemos empezado con el trabajo a umbral y VO2; pero os cuento sensaciones.

grupo-musculos-core.jpgEl primer cambio significativo ha sido el trabajo de Core; ¿y que leches es eso?, pues algo tan básico como realizar sentadillas, cuádriceps, tríceps, abdominales,.. Bueno tan básico no es la palabra; 45 minutos aproximadamente de ejercicios de fortalecimiento de la zona lumbar y abdominal, dónde el primer día fue un auténtico espectáculo; ejercicios de abdominales donde mi cuerpo era el fiel reflejo de una morsa deambulando en tierra, desequilibrios al intentar ejecutar ciertos movimientos más propios de un pájaro bobo,.. pero la cosa ha cambiado; no voy a decir que ahora sea un atleta de élite, pero los ejercicios se ejecutan y soy capaz de realizarlos todos correctamente. ¿Y para que estos ejercicios?; pues para ir con otra soltura encima de la bicicleta. Al tener fortalecidos ciertos músculos de tu cuerpo, que en mi caso estaban rozando el atrofiamiento, he notado sobre todo, que molestias y dolores que padecía encima de la bici, se han visto reducidos e incluso en algunos casos desaparecido.

Segundo cambio; la bici de montaña casi ni la huelo. Trabajo aérobico, aérobico y aeróbico, aunque por medio y como ya he comentado, debido a lo tardío del comienzo de los entrenamientos, el entrenador ha metido alguna salida extensiva, o lo que es lo mismo, 4 horas dándole al pedal de la bicicleta de carretera y encima buscando desnivel, algo de trabajo de fuerza en subida, o lo que es lo mismo, píllate una cuesta y la subes y la bajas manteniendo una frecuencia, y eso sí, un día me deja salir con “mi gordita” para hacer trabajo de técnica. Y no, no os creáis que la técnica es lo mío; bueno lo mío por ahora, no es nada; a ver si me dice Jose Antonio que es lo mío, pero precisamente mis dos últimos leñazos fueron haciendo técnica; y no fueron leves.

b2ap3_thumbnail_entrenando-ciclismo-mediafanega.jpg¡Pues se nota!; el trabajo aeróbico se nota y la técnica, siguiendo ciertas pautas que el entrenador te marca y sin perderle el respeto a esa bajada que piensas que te va a escupir en la primera curva, o esa trialera que crees que en la primera piedra te va a tumbar, empiezas a comprobar que andas más suelto. No es que ahora seas Greg Minnaar bajando, ni mucho menos, pero los tiempos en el Strava empiezan a descender segundito a segundito; aunque esto es lo de menos. Es cuestión de aplicar ciertos conceptos que desconocías o que no aplicabas correctamente.

Y ahora como os contaba, me encuentro con el trabajo a umbral. El entrenador empieza a meter series, intercalado con trabajo aeróbico (¿me da a mi que es la base de todo esto, eso de lo aeróbico, no?) algo de técnica para perderle el miedo y algo menos de tiempo en las salida del fin de semana, pero con más intensidad; lo que las patas notan bastante.

trabajo-a-umbral-ciclismo.jpg

Y un detalle que para mi tiene mucha importancia, la comunicación. Mediante un sencillo programa “en la nube”, te conectas con tu ordenador y tienes tu plan de entrenamiento preparado con las anotaciones oportunas; programa que también llevo en el móvil para poder consultar mediante su correspondiente App, y donde descargas tus datos grabados en las sesiones de entrenamiento desde, tu propio móvil con un programa de grabación de datos, tu garmin, etc.

Los entrenos se desarrollan en base al control de las pulsaciones con un pulsómetro, elemento de vital importancia para tener una buena base de entrenos. Hay otro modo de entrenamiento, que es por vatios, mucho más preciso que el entrenamiento por pulsaciones, al obtener por vatios una medición prácticamente instantánea y obtener muchísima más información en cada entreno. Aparte hay muchas más ventajas que quizás os contaré en otro momento, pero por ahora, este tipo de entrenos por vatios se lo dejamos a los “pros” de verdad, entre otras cosas por el coste que actualmente supone este tipo de entrenamientos.

Como os decía al principio, estoy en la novena semana, y el entrenamiento parece que empieza a variar, ya que este fin de semana, tengo 3 horitas con la bici de BTT, pero eso os lo contaré en el próximo capítulo…

Valora este artículo del blog:
XV Maratón BTT de Cartaya. Primera prueba en el en...
Limpiador desengrasante de X-Sauce. Prueba a fondo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Lunes, 20 Noviembre 2017

Los blogs más leídos

Cómo empezar este artículo, sin fuerzas, sin ganas, con temor, con horror, lleno de tristeza y desangelado. Todos dicen lo mismo, tu sonrisa, esa so...
En este momento estoy en estado de "shock". Mi vecino y amigo Manuel ha perdido la vida en la carretera de Brenes a Carmona, donde tantas veces coin...

Suscríbete a nuestro Blog