Titan Desert 2015. Etapa 6 y Epílogo: Merzouga - Maadid

titan-desert-2015-etapa6-cronica.jpg

 

Poco más de 65 kms para finalizar la Titan Desert 2015. Pista ancha de salida con buen firme, aunque con piso muy ondulado y luego pistas pedregosas y paso de zonas de arena, incluyendo una subida corta por un carril muy roto.

 

b2ap3_thumbnail_etapa6-titandesert-2015-4.jpgYa no queda nada. Hoy el planteamiento de carrera es muy distinto. No tengo la ambición ni la ilusión de otros días por coger buena posición. Me basta con terminarla de cualquier forma, ya que el dolor que siento en el gemelo derecho es enorme.

A pesar de eso, y como lo llevo en la sangre, me voy colando en el cajón colocándome en las mejores posiciones posibles.

Salida rápida. Se empiezan a formar grupos. Veo corredores que hasta ayer me servían de referencia, pero hoy no soy capaz de seguirlos. Mi corazón y mis fuerzas van bien, pero cada vez que paso por zonas de terreno con ondulaciones tengo que dejar de dar pedales, tensar el gemelo y aguantar el dolor, que creedme, es brutal.

Así poco a poco voy perdiendo grupos y colocándome junto a corredores que al igual que yo lo único que esperan es que acabe la etapa. Pero a partir del kilómetro 20 y después del paso por la EH1, donde me paro a esperar a un compañero que se iba quedando, el terreno cambia y ya no tiene tantos rizos. Empiezo a rodar algo más rápido y con más continuidad. Incluso me meto en algún grupo y aguanto bien.

Llego al EH2, donde me paro mínimamente a llenar el bidón y continúo. Por fin llevo un ritmo, que aunque no es gran cosa, me hace sentir algo menos frustrado. De todas formas, las zonas muy bacheadas tengo bajar el ritmo y se me escapan, pero después siempre soy capaz de llegar a ellos.

b2ap3_thumbnail_etapa6-titandesert-2015-2.jpgEntramos además en una zona de viento a favor. Algo totalmente increíble en la Titan. Así que ayudado por el viento de espaldas, empiezan a volar los kilómetros. Quedan 15 kms a meta. ¡¡¡Lo voy a conseguir!!!

Ahora es cuando pasan por tu mente todas las situaciones vividas. En algunos momentos se me saltaban las lágrimas de la emoción. Iba a conseguir llevarle la piedra de la Titan a mi mujer y a mis hijos, iba a poder contarle a mis compañeros del HCRT que era un Titán.

No con poco esfuerzo llegué a la meta. La estaba cruzando y allí, sobre la alfombra añil y bajo el arco de meta me esperaba Manu Tejada para estrecharme la mano y darme la piedra. Lo había conseguido: ERA UN TITÁN. 

Lejos de mi objetivo inicial de estar lo más cerca de los 100 primeros puestos, ya que finalmente sería el 196 de la general y creo que el 70 del Máster, pero poco importaba cuando hacía pocas horas me había visto totalmente fuera de carrera.

Epílogo

La gente me pregunta si volveré algún día. Mi respuesta es tajante: Nunca. Si no lo hubiera conseguido el próximo año estaría intentándolo nuevamente, pero este reto ya está conseguido. Algo lejos de mis expectativas, aunque esto no sea lo típico de los ciclistas, que siempre dicen con modestia que era lo que esperaban, pero conseguido.

La Titan Desert es una prueba de resistencia, de sufrimiento al límite y de superación de uno mismo. Te la puedes plantear en plan tranquilo con el objetivo de terminarla, pero ese no es mi estilo. Yo pudo decir que competí la Titan Desert y que a pesar de todos los incidentes que viví y las situaciones que me sobrevinieron, luché cada kilómetro de la prueba. Y que a pesar de no haber conseguido el resultado deseado, no di nada por vencido. Con eso me quedo.

b2ap3_thumbnail_etapa6-titandesert-2015-1.jpg  b2ap3_thumbnail_etapa6-titandesert-2015-6.jpg

Además de esto, la Titan Desert es una prueba que para nada se adecua a mis características como biker. Yo soy escalador, ciclista de los de tirar solo, de los de coger el b2ap3_thumbnail_etapa6-titandesert-2015-5.jpgritmo subiendo y sufrir en soledad. Para mí todo esto de los grupos, coger rueda, aguantar el ritmo de los grupos, buscar la posición, entrar en los abanicos…, todo esto se me queda grande y he sufrido muchísimo en el intento de aprender y aguantar.

Por otro lado y a pesar de que recomiendo la prueba a todo aquél que de verdad quiera vivir una experiencia dura y exigente de resistencia y sobre todo de lucha contra uno mismo, debo reconocer que me ha defraudado enormemente la organización y el planteamiento deportivo de la Titan Desert. Demasiados intereses económicos, poca atención a los que de verdad somos los protagonistas, poco cuidado por los que no somos estrellas de este deporte, pero que a la postre somos los únicos que nos hemos gastado de nuestro bolsillo los casi 4.000 € que cuesta. Demasiados gastos sobre el terreno en artículos de primera necesidad como la propia agua a 3 titanitos.

Pero sin embargo siempre quedará marcado en mi recuerdo la luz del desierto, los paisajes estremecedores, las dunas, la inmensidad de los horizontes, los dromedarios, los campamentos en la lejanía, el ritmo machacón de la música de los campamentos, el “buenos días titanes” y el “bienvenidos al desierto” de la megafonía… 

b2ap3_thumbnail_etapa6-titandesert-2015-3.jpg

Adiós… desierto!

 

Valora este artículo del blog:
El cuándo en el trabajo de intensidad en el entren...
El qué, el cómo y el cuándo en el trabajo de inten...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 19 Septiembre 2018

Los blogs más leídos

Cómo empezar este artículo, sin fuerzas, sin ganas, con temor, con horror, lleno de tristeza y desangelado. Todos dicen lo mismo, tu sonrisa, esa sonr...
En este momento estoy en estado de "shock". Mi vecino y amigo Manuel ha perdido la vida en la carretera de Brenes a Carmona, donde tantas veces coinci...

Suscríbete a nuestro Blog